Con la creación de sus OPUS, Marmentini inició la búsqueda de síntesis y lenguaje propios. Ésta búsqueda introspectiva le lleva a indagar la temática del equilibrio reflejado a partir de una armonía establecida en el momento de la creación, entre la piedra, la herramienta y la escultora. El acto de cortar la piedra y construir es una forma de ordenar el caos. Su obra, por tanto, más que romper con la tradición, está comprometida con ella y enriquecida desde un lenguaje simbólico y mágico que busca restaurar las relaciones con la naturaleza y el misterio de la vida, así como la búsqueda de las formas arquetípicas e intemporales que nacen de la piedra que, en sus propias palabras, es el material ideal para establecer un lenguaje atemporal, ya que la piedra es tiempo comprimido.

 

 

Opus 1 ....... Komatsu, Japón. 1997. piedra caliza
Opus 2 ....... Sekigahara, Japón. 1997. onyx blanco
Opus 3 ....... Sekigahara, Japón. 1997. onyx de brazil
Opus 4 ....... Sekigahara, Japón. 1997. onyx de brazil
Opus 5 ....... París, Francia. 1997. onyx mejicano
Opus 6 ....... París, Francia. 1997. granito azul
Opus 7 ....... París, Francia. 1997. piedra caliza
Opus 8 ....... París, Francia. 1998. piedra caliza
Opus 9 ....... Perros Guirec, Bretaña. 1998. granito rosa de ploumanach (trans-for-mans)
Opus 10 ...... Godella, Comunitat Valenciana, 2002. mármol travertino (escultura funeraria conmemorando a Maria Teresa Esteve y a su esposo Antonio Sambeat)